viernes, 3 de junio de 2011

¿El PRI DEJÓ EL PODER, el PAN ganó la elecciones del 2000, el PRI cedió el poder al PAN, Vicente Fox fue el candidato del pueblo, qué quiso decir eso del “voto útil”?

por Mateo Herrera
¿El PRI DEJÓ EL PODER, el PAN ganó la elecciones del 2000, el PRI cedió el poder al PAN, Vicente Fox fue el candidato del pueblo, qué quiso decir eso del “voto útil”?


Hagamos un recuento breve para intentar desarticular lo que nos depara el futuro, no se trata de profecías políticas, pero el ser humano siempre es predecible mientras se ajuste a los paradigmas rectores; parece haber eventos que rompen con paradigmas, pero estos no son en realidad rotos, si lo fueran, no solo la actividad política he histórica se conformarían dentro de nuevos matices, sino que también el desarrollo y los eventos sociales formarían un cambio drástico con el anterior paradigma.

En 1976 José López Portillo fue candidato a la presidencia por parte del PRI y sus contrincantes… ¡un momento! No tenía contrincantes, fue solo, como Porfirio Díaz en sus elecciones de gloria, claro que el dictador Días, de vez en cuando, mandaba callar para siempre a sus posibles oposiciones, no fue exactamente el caso de López Portillo. Cuando se dice que López Portillo no tuvo rivales, es simplemente porque éstos era él mismo, el PPS (Partido Popular Socialista), si tenía un candidato, José López Portillo, el PARM (Partido Auténtico de la Revolución Mexicana) también tenía su candidato: José López Portillo; el otro competidor por la presidencia de México era Valentín Campa Salazar por el PSUM (Partido Socialista Unificado de México) que obtuvo el 5.30% de las votaciones, cabe decir que después del fraude del 88 Campa fue miembro del PRD hasta el día de su muerte en 1999, pero el PAN no compitió por la presidencia, se conformó con diputados y senadores, había que ser plurales.

El sexenio de López Portillo, también es recordado por el nombramiento del “Negro” Durazo. Las elecciones del 76 no fueron muy distintas a la de los sexenio anteriores, casi siempre el PRI iba solo o lo acompañaba el PAN que es lo mismo que ir solo, el pan no ganaba nada ¿cómo conservaron el registro?

Portillo pidió préstamos al Banco Mundial, prometió cuidar al peso como un perro y lloro cuando no pudo cumplir su promesa, dentro del mismo evento dramático, aclaró que él era el último presidente revolucionario, prometió, también, crear refinerías y abrir nuevos pozos petroleros, para eso fue el dinero pedido al BM. ¡Ah! Cuauhtémoc Cárdenas fue uno de sus asesores de campaña… ¡nadie tiene la culpa de las actividades de los amigos!

¿Cuál era el censo de población para ese tiempo? 50 millones 800 mil habitantes y Portillo gano con el 87% de los votos, y debemos ser conscientes que el padrón electoral no es el censo nacional, es decir, no son todos lo que votan ni votan todos los que son. Para ese entonces votaron un total de 17 millones 607 mil electores, y hay que tomar en cuenta que muchos ya habían muerto, es una práctica simple de todas las elecciones, hacer votar a los muertos. “siquiera hicieran las elecciones el 2 de noviembre”.

En diciembre del 82 Portillo le entregó el poder a MMH… Miguel de la Madrid Hurtado, y este nombro a sus amigánsters (como él) en la secretaria de economía y programación y presupuesto: Salinas y Zedillo, para diseñar su proyecto económico de nación… ¡no perdón, estoy equivocado! Cuando Portillo lloró, en su último informe de gobierno, nos dijo a todos los mexicanos que para los 90 el peso sufriría de una conversión, simplemente se le quitarían ceros a la moneda, pero no sabía cuantos, esto se lo dijo Miguel de la Madrid pues era su secretario de Programación y Presupuesto. A De La Madrid le tembló en el 85 y esto hizo que pasara sin pena ni gloria, pero en realidad fue así, pues no, el terremoto oculto bien su lema de campaña por “la Renovación Moral” ¡claro, agarro a Durazo! Las elecciones tuvieron ligeramente un cambio, Rosario Ibarra de Piedra fue candidata presidencial por el Partido Revolucionario de los Trabajadores el PRT, el PDM, el PSUM, el PST, el PS también tuvieron candidatos diferentes y el PAN compitió con Pablo Emilio Madero Beldem, pero los partidos PRI, PPS y PARM fueron también con De La Madrid, ¡desde cuándo hay coaliciones caray!

De La Madrid fue el primero en firmar un pacto económico multinacional el GATT, que eximia del pago de aranceles a las multinacionales comprometidas con el FMI y con la OMC. ¡Nadie se acurda de eso pero es la antesala al TLC!

De La Madrid reorganizó el IFE y creo la primera credencial para votar, era rosa y no tenía foro sin embargo para 1988, hubo un fraude, la raza se armó de valor y salió a votar por Cárdenas Solórzano pero Bartlett Díaz tiro el sistema y al ratito declararon que gano Carlos Salinas de Gortari.

En estas elecciones Cárdenas fue con todos los amigos del PRI y otros más a buscar la presidencia, es decir: los partidos: PARM , PPS, PMS y el Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional. El PRI fue solito, el PAN también con Clouthier, Rosario Ibarra de Piedra fue de nuevo con el PRT. Pero no importó nada, ¡Salinas Ganó!

Luego de firmal el TLC y matar a medio México, Salinas vio nacer al EZLN y morir a Colosio Murrieta… desde Obregón no se mataba a un candidato, la diferencia entre obregón y Colosio es que Obregón ya era presidente electo.

Entonces los errores de diciembre, y Zedillo en el 94 se comió ese pavo rancio, ya éramos 95 millones de mexicanos y ya se firmaría entonces el TLCAN. ¿Podía seguir el PRI en el gobierno? ¡Claro que sí! Entonces ¿por qué no lo hizo? Si el pueblo se ponía rebelde solo había que sacar al ejército y medio matar al pueblo como lo hicieron desde siempre los PRIISTAS enojones, con solo recordar el 68, la guerra sucia de 1972 a 1983, y muchas cosas más por el estilo. ¿Entonces? Seguramente algo andaba mal, algo había que vender; ¡pero si Salinas vendió todo lo que pudo! ¿Y la CONASUPO? Chale, ni quien se acuerde de ella. No, no, pero lo que había que vender era más importante, o algo que firmar que era más importante que no podía firmar el PRI porque seguramente sus estatutos se lo prohíben, o alguien más cabrón se los prohíbe. Ya no importa, lo que importa es lo siguiente:

Portillo ganó con el 87% de las votaciones, es decir con 16 millones de votos, el total de votos nacionales fue de: 17 millones y la población nacional era de 50 millones de mexicanos.

Miguel De La Madrid Hurtado gano con el 71.6% es decir con 17 millones de votos, el total de votos nacionales fue de: 22.5 millones y la población nacional era de 60 millones de mexicanos.

Salinas se robó la presidencia por lo tanto su porcentaje no nos interesa, lo que sí importa es que la gente que salió a votar fueron: 20 millones de mexicanos para un total de población de 78 millones, ¡vaya, nos reproducimos en chinga!

Zedillo dijo haber ganado con 17 millones de votos, qué curioso, siempre el PRI gana con el mismo número de votos, (salinas no vale, y no vale ni un céntimo), el porcentaje de Zedillo fue del 48% y el total de votos nacionales fue de: 35.2 millones de votos y ya éramos un total de 91 millones de mexicanos.

Desde Portillo hasta Zedillo, el PRI y sus amigánsters ganaban un rango entre los 16 y 17 millones de votos y esto daba un porcentaje de más del 80% del padrón electoral, paro la población siempre ha sido dos veces más grande a la del padrón electoral, ¡chale, qué no que la mayoría manda, La mayoría no vota!

Entonces viene el flamante Fox, FOTS pa los cuates.

Fox ganó con el 42% de la elección, obtuvo 16 millones de votos, jajajaja, igual que el PRI en antaño, con un total nacional de 37.6 millones de votos, y con una población de 99 millones de habitantes.

(A ver, veamos el fraude de FECAL: jajajajaja, 16 millones de falsos votos, con un increíble padrón electoral de 71 millones de electores, jajajaja, nadie lo cree. Pero bueno FECAL tampoco vale, y ni un céntimo).

Tras el bache del 88 y el del 2006, las elecciones siguientes apuntan a que no importando los millones de mexicanos que seamos, el ganador triunfará con un total de entre 16 y 18 millones de votos, que el padrón electoral podrá ser de 40 u 80 millones y que la población nacional superará los 115 millones de mexicanos.

La mayoría seguirá sin votar, los pocos que voten por la opción del cambio, si ganan será por fraude, su no ganan será porque les hicieron fraude, si gana el candidato enemigo, será por fraude, únicamente.

Yo propongo...

A los candidatos:
Bajen a darles unas mamadas en el falo a los integrantes del FMI, BM, OMC y a los 30 millonarios de México.

A los electores:
No voten, no sean de los que cuenta el padrón electoral. No renueven sus credenciales, el cambio no está en el mal, el mal está bien, es el bien el que debe cambiar, pues el bien es el que está mal. Es decir: el gobierno no está mal, a ellos no les interesa cambiar porque ello saben que están bien, a que le interesa el cambio es al que está convencido de que halo está mal, entonces esos deben cambiar, y esos somos nosotros. No necesitamos ningún representante de nada, déjenlo así, ya verán que alguien gana y preside este país, pero sería un gran cambio si presiden un país que voto por nadie, no sería, el que gane, presidente de nadie, y al final, tendremos que seguir haciendo lo que ellos digan, pero con la diferencia de que ya seriamos conscientes que no nos representan.

Somos nosotros los que debemos cambiar, nadie de los que quieren ser presidentes son ninguna solución, imaginemos que si existe uno, ¿ustedes creen que el presidente es omnipotente? Pues no, el gobierno es un ente invisible llamado multinacionales, todo aquello que se compra desde lo doméstico hasta lo industrial en cantidades infinitas, esos millonarios son los que gobiernan desde sus cajas registradoras, esclavizando a sus empleados, obligando al pueblo a comprar y a donar para sus obras que evaden impuestos, promoviendo la delincuencia y el narcotráfico que tanto les favorece, si lo quieren ver de otra manera, seamos los esclavos en busca de un nuevo amo, que cruel, pero, sería un primer paso.

Si de algo les ha servido resistir, entonces comiencen a usar el cerebro.

No hay comentarios: